léntigos solares

Léntigos solares: causas, prevención y tratamiento

Los léntigos solares, comúnmente conocidos como manchas solares o manchas hepáticas, aparecen como manchas marrones en la piel. Estas pequeñas zonas de decoloración suelen aparecer en la cara, las manos y los brazos, pero también pueden aparecer en cualquier lugar donde se concentre la luz ultravioleta. Hay varios nombres para este tipo de decoloraciones, sin embargo, todos coinciden en su definición: una mancha oscura en la piel causada por una excesiva prolongación al sol.

Lentigo viene del latín y significa “escama”. Estas lesiones hiperpigmentadas (más oscuras de lo normal) se producen como consecuencia de la exposición crónica a la radiación ultravioleta (RUV). No son cancerosas, pero pueden ser preocupantes porque señalan un fotoenvejecimiento que ha progresado más allá de lo que se considera normal. Aunque son comunes en personas pelirrojas, de piel clara y ojos azules, cualquiera puede desarrollarlas si pasas demasiado tiempo al sol sin una protección adecuada contra los rayos UV. No deben confundirse con las pecas, dado que estas aparecen (mayormente) durante la niñez por genética propia, no por la exposición al sol.

Sigue leyendo para saber más sobre las causas de los léntigos solares y los tratamientos para eliminar manchas de la cara y conseguir un rostro perfecto. A propósito de esto, si estás buscando un tratamiento con hilos tensores, en Clínica del Río-Hortega encontrarás la profesionalidad que buscas. También puedes echar un ojo al siguiente blog para descubrir cómo eliminar las manchas en la cara:

El mejor momento para eliminar manchas en la piel

¿Cuáles son las causas del léntigo solar?

Las causas del léntigo solar son diversas.

  • Exposición excesiva a la luz UV. La causa más común de los léntigos solares es la exposición prolongada a la luz UV. Cuanto mayor sea la exposición total a los rayos UV durante la vida, mayor será el riesgo de desarrollar léntigos solares.
  • Genética. Algunos individuos son más susceptibles a los léntigos solares que otros. Puede que sea una condición genética, pero tampoco puede descartarse que estas manchas en la cara sean resultado de una combinación de genética y exposición a los rayos UV.
  • Deficiencia de vitamina D. La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con un mayor riesgo de lentigos solares.
  • Edad. A medida que envejecemos, nuestra piel se vuelve más fina y menos elástica. Cuanto más fina y menos elástica sea la piel, más probabilidades habrá de desarrollar léntigos solares. En el siguiente blog tienes la información que necesitas sobre el rejuvenecimiento facial, tratamiento que encontrarás dentro de la carta de servicios de Clínica del Río-Hortega

Llena tu rostro de vida mediante fotorejuvenecimiento

léntigos solares

¿Quién corre el riesgo de desarrollar léntigos solares?

Cualquiera puede desarrollar léntigos solares, pero algunas personas corren un mayor riesgo. Entre ellas se encuentran las personas que son pelirrojas y tienen la piel clara, así como las que tienen antecedentes familiares de este tipo de manchas faciales. Si tienes un trabajo que te obliga a estar al aire libre, es más probable que las desarrolles.

Utilizar una crema solar con un FPS de al menos 30, llevar ropa y accesorios que cubran las zonas expuestas y evitar el sol entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde, cuando es más fuerte, puede ayudar a mantener el riesgo bajo de desarrollar este tipo de manchas.

¡Quiero más información!

¿Cómo prevenir los léntigos solares?

Como en todo lo relacionado con el cuidado de la piel, la higiene y la protección facial son la clave. Hay algunas formas de prevenir el desarrollo de léntigos solares

  • Mantente alejado del sol. La mejor manera de prevenir la aparición de estas manchas es evitar el sol. Cuando se trata del sol, es importante recordar que no todas las pieles son iguales. Del mismo modo, no todas las cremas solares son iguales. Mucha gente piensa que no necesita usar protección solar porque nunca se quema la piel, pero esto es un gravísimo error. Incluso en invierno uno ha de aplicarse la crema solar. Si bien es cierto que el uso de crema solar no garantiza que no se produzcan léntigos solares, no usarla aumenta enormemente el riesgo. 
  • Utiliza crema solar. Ligado al punto anterior y aunque resulte redundante, debemos insistir en la importancia de aplicarse crema solar. Además, esto es especialmente importante si tienes la piel sensible, ya que es más vulnerable a los daños del sol. Si tienes la piel pálida y te quemas con facilidad, debes usar protección solar a diario, incluso en los días nublados. Aunque el uso de protector solar no evitará que te quemes si estás al sol el tiempo suficiente, ayudará a prevenir daños mayores y el desarrollo de léntigos solares. Si tienes alguna duda sobre el tipo de piel que tienes y necesitas asesoramiento dermatológico, contacta con Clínica del Río-Hortega. La clínica cuenta con un área de dermatología integrada por los mejores profesionales en la especialidad. También puede interesarte el siguiente blog: 

Cuida tu piel después del verano

  • Lleva ropa protectora. Aunque la crema solar ayuda a proteger la piel, nunca viene mal prevenir de más. Llevar ropa que cubra la piel, un gorro y unas gafas de sol puede ayudar mucho a prevenir las manchas solares en la cara.
Informarme más
léntigos solares
Saber más sobre el fotorrejuvenecimiento E-LIGHT

Cómo tratar los léntigos solares

El tratamiento del léntigo solar o manchas en la piel depende de la gravedad de las mismas. Lo primero que debes hacer es evitar que empeoren. Una crema retinoide tópica o una crema con ácido alfa hidroxi puede ser útil para reducir la apariencia de estas manchas marrones en la piel.

Para eliminarlas, también puedes utilizar un peeling químico, una dermoabrasión o una microdermoabrasión para hacerlos menos visibles. También puedes utilizar una crema para las manchas en la cara. Ten en cuenta que estos tratamientos no son de una sola vez; la mayoría requieren un mantenimiento para evitar que las manchas vuelvan a aparecer. 

Un tratamiento superefectivo es el que ofrece Clínica del Río-Hortega: Fotorrejuvenecimiento E-LIGHT, un tratamiento innovador que no perjudica la salud de tu piel. Cada vez más personas son las que acuden al rejuvenecimiento facial, por lo que no es de extrañar que este tratamiento se esté haciendo un hueco amplio en las clínicas de medicina estética

Conclusión

Los léntigos solares o manchas en la piel pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que haya sufrido una exposición a los rayos UV, pero son más comunes en la cara, las manos y los brazos. Aunque se producen como resultado de la exposición crónica a los rayos UV, no es el único factor a tener en cuenta. Sigue las indicaciones en este blog y no dudes en contactar con un especialista para que te asesore a la hora de eliminar estas manchas marrones en la piel

Confía en nosotros

En nuestra Clínica en Santa Pola podrás recuperar la vitalidad y luminosidad de tu piel. Contáctanos desde nuestra web y rellena el formulario. Puedes reservar tu cita al teléfono / WhatsApp 648 116 134, o escríbenos a info@clinicadelriohortega.es. Nos encontramos en C/ Almirante Antequera 34, Santa Pola, Alicante.

Entradas Relacionadas